La habilidad más importante de un Product Manager a la hora de trabajar en remoto4 min read

Debido al reciente brote del COVID-19 coronavirus , muchas empresas en todo el mundo, y sobre todo en España, han obligado a sus trabajadores a trabajar en remoto hasta nuevo aviso para evitar contagiar a sus compañeros de trabajo o evitar que ellos mismos se contagien.

Mientras que algunas empresas ofrecen a sus empleados la posibilidad de trabajar desde casa ciertos días de la semana, no es una práctica común en la mayoría de empresas. Por tanto, puede que a Project o Product Managers que no han trabajado antes en esta situación les resulte una transición difícil a esta nueva forma de trabajar y, aunque en principio va a ser algo temporal, no se sabe hasta cuándo volveremos a la normalidad.

Además, teniendo en cuenta que esta transición a trabajar en remoto o teletrabajo ha sido aplicado deprisa y corriendo debido a las circunstancias especiales en las que nos encontramos por culpa del coronavirus, habrá mucho ruido en Slack, demasiadas conversaciones paralelas donde se toman decisiones que no se documentan, o la duda de si tus compañeros están trabajando en lo que deberían.

No obstante, hay una habilidad que es crítica emplear si eres uno de estos nuevos PMs que se ha visto forzado a trabajar en remoto. Esta habilidad te ayudará a actuar de forma racional en medio del caos y a facilitarte gestionar tu producto o proyecto.

Esta habilidad es la paciencia.

Sí, lo sé. Suena muy simple y a sentido común, pero con los días será más difícil mantener la calma. Tus partes interesadas (stakeholders) se volverán más insistentes, tus compañeros se volverán más inaccesibles que cuando compartíais oficina y los proyectos parecerán que no avanzan.

Veamos cómo aplicar la paciencia en estas situaciones.

1. Confía en tus compañeros

Recuerda siempre que tus compañeros y tú estáis en el mismo equipo. Si parece que están trabajando menos que cuando estabais en la oficina, date cuenta de que estás siendo impaciente, cambia el chip y confía en ellos. Al final del día, pídeles que te actualicen y deséales una buena tarde de descanso.

2. No tienes que estar todo el rato mirando Slack

Aunque Slack o la herramienta de comunicación que uséis sea la herramienta más importante de tu arsenal de teletrabajo, no te pases con ella. Estamos acostumbrados a estar siempre atentos por si llegan nuevos mensajes, pero es crucial que limites las notificaciones a las menciones o a palabras clave, incluyendo tu nombre. Además, aunque estés tentado a preguntar a todo el mundo cómo van con sus tareas, frénate, sé paciente y elige bien el momento de preguntar. No seas el PM molesto. A nadie le gusta el PM molesto.

3. Anima a tus compañeros a documentar las decisiones en sus tickets de Jira correspondientes

Tomar decisiones en una oficina es simple. Te reúnes con las partes interesadas, abordáis el asunto y decidís el rumbo que tomar. Tomar decisiones trabajando en remoto, en cambio, no es tan simple. Algunas decisiones se toman en Slack. Otras en Zoom. Otras en canales privados. ¿Cuándo se han tomado? ¿Quién la ha tomado? ¿Quién la ha autorizado? Caos.

Por tanto, sé paciente y explica a tus compañeros la importancia de documentar las decisiones en sus respectivas tareas. No es sólo para ayudarte a saber en qué estado está cada proyecto, sino también para que cualquier otro compañero involucrado en la tarea esté al tanto. No quieres fricción innecesaria al trabajar en remoto.

4. No esperes que todo vaya sobre ruedas

Habrá caos. Incluso pánico. Nada parecerá que sale bien. Te preguntarán constantemente en varios canales sobre el estado de un proyecto. Todo esto es normal e incluso esperado y, como ya sabes, es la razón por la que los PMs existimos, y es nuestro deber poner orden en el caos. Por tanto, sé paciente, recopila todo lo que hay que hacer, priorízalo y ponte con ello.

Finalmente, recuerda que ésta es una gran oportunidad para aprender nuevas habilidades como PM si nunca has trabajado antes en remoto. Aprovecha la situación al máximo y, como siempre, diviértete con ello.

Deja un comentario